Adaptación del cuento de Alexis Ravelo Las pruebas de Maguncia. Las hadas Blanca, Augusta y Cinderella navegan por el mundo contando la historia de Maguncia. Su propósito es encontrar aspirantes para la Escuela de Hadas. Y es que las hadas de hoy son seres reales que estudian asignaturas como la odorofonía o la ogrología aplicada, además, tienen que superar toda clase de pruebas duras y arriesgadas. Tal como hay una Escuela de Hadas también hay una Escuela de Trolls y también ellos, a su manera, hacen campaña. Maguncia, que es una aspirante a hada madrina excepcional, con su ingenio tendrá que superar un reto especialmente difícil, liberar a una niña de cinco años de las garras de los trolls. Aunque no es lo más habitual, digamos que no es la tradición, a las Escuelas de Hadas de hoy en día, acuden futuros Hados Padrinos y Echedey, un amigo de Maguncia, va a hacer todo lo posible para convertirse en Hado Padrino. Entre canciones, títeres, siluetas y escenografías que cambian, el público tendrá que rellenar una solicitud si decide entrar en esta Escuela de Hadas. Y aquí damos un aviso para navegantes: no todas las personas sirven para ser Hadas o Hados, deben distinguirse por una gran cualidad: la bondad.