El público, ese monstruo de mil culos -Samuel Becket-

El público elige al artista, elige y decide lo que quiere ver, el tiempo que desea estar delante de una creación. Pero ¿quién elige al público? ¿Puede el artista elegirlo? En caso de poder hacerlo, ¿qué tipo de público necesita el artista para cada uno de sus trabajos? ¿Podemos todos ser público para todos los trabajos artísticos? ¿Se puede aprender a ser un público alternativo, emergente, experimental, autónomo e independiente? ¿Existe un público profesional y otro amateur?

Raquel Ponce presenta una propuesta teórico-práctica sobre el papel e importancia del público como modificador y transformador del resultado artístico. Una pieza escénica, que se construye y toma forma en su propio momento e in-situ. No se trata de algo previamente conformado, sino que dependerá de los propios espectadores-participantes, que tome una u otra dirección.

Una pieza escénica que toma la metodología y las herramientas de un taller y de una charla-conferencia. Un taller de público, para público, en el que poner en práctica, profundizar y transformar las diferentes posturas, comportamientos y actos-hábitos que poseemos como espectadores.

www.raquelponce.es